lunes, 12 de octubre de 2009

COCA - CIUDAD DE CAUCA


Ayer pasé el día en la localidad Segoviana de Coca. Uno de esos viajes que de vez en cuando realizo a la Castilla rural para encontrar recobecos, paisajes y monumenso destacables para inmortalizar con la cámara. Con el bocata en la mano y con ganas de conocer una nueva zona, cogí el coche rumbo para allí.
Por lo pronto Coca me pareció una villa, porque es villa, con mucho potencial pero muy poco explotado. Digo que es villa, porque el nombre de "ciudad de Cauca" es un nombre comercial con que últimamente llaman a Coca como marketing turístico, pero sigue teniendo el título de villa, pese a que en la época romana tuviera más importancia incluso que ahora.

Me ha decepcionado. Coca tiene un castillo espectacular que han arreglado, es visitable por un guía muy cachondo y cuyos alrededores están muy bien para pasear, relajarse, etc... pero del resto, adivina adivinanza, cojan brújula, un buen mapa y a buscar. Tiene monumentos, como la Iglesia, la Torre de San Nicolás, el Ayuntamiento (le falta una buena limpieza) y unos paisajes extraordinarios. La muralla medieval digna de vistar y contemplar así como los verracos. Pero si por algo también destaca más, es por los restos romanos: cloaca, calzada, los caños y el edificio sin saber su función. Ahora es cuando tienen que hacer uso del mapa.

Aparecen unos carteles indicadores de por dónde están pero en el lugar, no aparece ni la denominación, ni el año ni nada de nada, tanto de la cloaca (junto a la carretera), la calzada, que bajas por ella y ni te das cuenta, como los otros edificios de uso acuático. Lamentable. Por no decir lo de la ermita, que lo promocionan y tienes que investigar amen de entrar en terreno particular.

No es que haga falta dinero, que lo hace, sino ganas por hacer algo, que por lo visto, falta. Coca todavía vive anclado de su pasado y franquista sobre todo. Siguen menteniendo el nombre de las calles de antaño, y lo que es peor, las placas de las mismas con el yugo y la flecha, sin cambiar, lo que indica que "para qué cambiar".
Hace falta un buen programa turístico, de información, de reseñas y por qué no, cobrando pero a la vez dando un buen servicio. Por Coca aparecen muchos turistas que hay que dar un buen servicio.

Los paisajes es diferente, preciosos. La situación orográfica es digna de estudio y de cómo fueron inteligentes los romanos para encontrar ubicaciones recónditas de difícil acceso.

A la vuelta, hice una parada por la estación de ferrocarril de Ciruelos de Coca, para aprovechar a hacer fotos y analizar los restos, además de llorar otro poco; así como de Aguasal, el pueblo más pequeño de la provincia que me deprimió más si cabe. Tiene varias casas bonitas, una iglesia que están arreglando, un Ayuntamiento muy apañado y el edificio del pósito histórico en buen estado. Igualito que lo mío, vamos.

2 comentarios:

Manuel dijo...

Miguel,cada día que pasa,me gusta más si cabe tú formar de escribir,talmente parece que estoy en el pueblo,disfrutandolo contigo.Y ahora me paro y "PIENSO",¿sería tan desafortunado que en esta ESPAÑA nuestra,tan llena de IGNORANTES,entre los que me incluyo,se perdiera un ESCRITOR como tú?Seguramente sería fruto del INFORTUNIO,o de tu mala CABEZA,desde esta pagina,te animo fervientemente a que realices,algún libro sobre los pueblos de LA OTRORA GRANDE CASTILLA LA VIEJA,amén de un programa TURÍSTICO Y CULTURAL,PARA ESE PUEBLO DE COCA,un fortisimo ABRAZO,desde tu PUEBLO ASTURIANO

M.A. García Velasco dijo...

Muchas Gracias Manuel por tus palabras. Sólo espero que lo que leais os sirva para conocerme y compartir las experiencias que vivo.

Un abrazo pucelano.