sábado, 13 de diciembre de 2008

LA GENEALOGIA, UN DEBER CON NUESTRA HISTORIA


La genealogía es una ciencia muy bonita y apasionante. Se trata de descubrir nuestros antepasados. ¿Cómo se hace? Muy fácil, con paciencia, contactos, buen ojo y muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuchas horas. Después está la suerte de cada persona o la historia que haya tenido cada familia: si ha tenido madres solteras, condes, gente que hizo las américas, militares, etc.
Por la parte que me toca, empecé en este mundo a los 23 años y poco a poco he ido descubriendo cosas. No acabas ni de coña pero es algo que te engancha bastante. Por lo pronto hay dos parcelas bien diferenciados, mi línea materna, que rodea la zona de Medina del Campo, entera, y de cuyas ramas en algún caso he llegado hasta 1630.

Por mi parte paterna, es más difícil y apasionante a la vez. Lo que era de Valladolid todo ello en un principio se fue torciendo hasta llegar a tocar Palencia, Burgos y Córdoba. Resulta que mi apellido Jurado es andaluz (sin comentarios). Muy potito y tal pero luego toca irse al pueblo e investigar los ascendentes (¡a que ya no mola!)Por lo pronto sigo con mi línea vallisoletana, que encima he conocido por internet a gente tan apasionada como yo o incluso más por esta ciencia y nos intercambiamos información. Gracias a Federico, Eduardo y Pablo con quienes mantengo contacto y son gente muy maja y bondadosa.

Seguimos completando casillas hasta poder realizar un gran poster de mi vida y antepasados, lo que uniré a mi escuco heráldico que realizaré algún dia de estos.

1 comentario:

Miki dijo...

peero que cutre eres poniendo hay un arbolito genitologico de esos de los bobones y encima desactualizado,que la Leti ya es consorte ,no prometida
XDDD